Aumenta brecha entre niños ricos y niños pobres de América Latina

La niñez en América Latina enfrenta los mayores niveles de desigualdad en dos décadas, según un nuevo informe de Save the Children.

Esta situación afecta drásticamente su salud, educación y supervivencia, lo cual aumenta las posibilidades de que sufran enfermedades, se estanquen en su desarrollo mental y físico, y abandonen sus estudios.

El informe Born Equal (Nacidos iguales) muestra que cinco de cada seis países (de una muestra mundial de 32) con las mayores desigualdades entre niñas y niños ricos y pobres están en América Latina y el Caribe: Bolivia (donde la niñez de mayores recursos vive en hogares con ingresos 222 veces superiores a los de la población más pobre); Colombia (161), Haití (142), Guatemala (142) y Perú (66).

En el mundo, la brecha entre niñas y niños ricos y pobres ha aumentado 35% desde 1990, es decir, casi el doble de la brecha entre adultos. Esto significa que en algunos países la proporción de niños pobres que mueren antes de cumplir cinco años de edad es el doble que la proporción entre niños ricos. Tres países latinoamericanos encabezan el ranking en desigualdad infantil: Perú con 179%, Bolivia con 170% y Colombia con 87%.

El informe coincide con la segunda reunión del Panel de Alto Nivel del Secretario General de Naciones Unidas que se celebrará en Londres el 1 y 2 de noviembre con el propósito de adoptar nuevas estrategias para erradicar la pobreza en el mundo y establecer nuevos Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) posteriores a 2015.

En este estudio Nicaragua sobresale, porque el país se sitúa entre 11 de los países estudiados cuyas políticas son favorables a los pobres, ya que el crecimiento de los ingresos del decil (La décima parte de una muestra de cien por ciento) más bajo fue mayor que en el decil más alto. Incluso, Nicaragua quedó entre cuatro países en los cuales se dio un crecimiento de ingreso por niña/o en el decil más bajo, aunque se dio una caída en el ingreso del decil más alto. Los otros países fueron Níger, Mali y Camboya.

Aunque los niveles de pobreza extrema por ingresos en América Latina y El Caribe han pasado de 53 millones en 1990 a 37 millones en 2008, y la mortalidad infantil se ha reducido en dos tercios en las últimas dos décadas, Save the Children advierte que en muchos casos estas cifras ocultan que el progreso no ha llegado a los más pobres.

A medida que los ricos han seguido enriqueciéndose, los ingresos de los más pobres han caído en Perú y Colombia, ampliando la brecha aún más.

Las comunidades indígenas se han visto particularmente afectadas. Por ejemplo, un niño indígena en México tiene 1.5 más probabilidades de morir antes de cumplir un año que un niño no indígena, mientras que en Panamá el ratio es casi cuatro. Además, en Perú la proporción de niñas y niños indígenas que terminan la educación secundaria es apenas un quinto de la población blanca.

Más del 70% de la población más pobre del mundo – alrededor de mil millones – vive actualmente en países de ingresos medios. La ONG internacional afirma que uno de los principales retos que enfrentan América Latina y el mundo es abordar las desigualdades en estos países de tal modo que los ingresos generados por el crecimiento económico se distribuyan más eficazmente.

Fuente “NAcidos Iguales” Save the Children

Trinchera On line

Vox pópuli Latinoamérica agencia de prensa ciudadana de la Corporación Anne Frank Colombia-Argentina

Facebook: Gina Escheback
Twitter @ginaescheback
Teléfono  +5491136881314 

Anuncios