Tipificación de la prostitución, sí, pero dentro del Código Penal

Tipificación de la prostitución, sí, pero dentro del Código Penal
 
Parece que desde algunas sensibilidades políticas de izquierdas se está planteando la posibilidad de tipificar una nueva relación laboral, la prostitución, cuyas partes contractuales serían proxenetas y trabajadoras sexuales; pues bien , después de leer lo siguiente: “18 años recientes pero parezco de 15 . Mirada felina ,110 de pecho .Practico griego y francés sin preservativo. En tu casa o en la mía. Disponible 24 horas” creo que convertir, mediante regulación legal, esta actividad en algo normal, es dotar de carta de naturaleza a la esclavitud de las mujeres. Legitimarla.

El sexo es una actividad placentera, que no puede estar profesionalizada poniendo en peligro la vida con prácticas de riesgo, permitiendo vejaciones o sometiéndose al capricho que dicte la voluntad y sobre todo el poder de una de las partes , porque se ejerce sobre la esencia de las prostitutas : su cuerpo.
 
En ese anuncio no se atisba otra cosa que sumisión, pérdida de la dignidad, situación de necesidad, es decir, MISERIA
 
Porque es la miseria, la carencia de recursos económicos, apoyos sociales, situaciones de necesidad, el camino que conduce a la prostitución (con todas esas características alienantes, degradantes y humillantes…)

¿Una mujer es libre cuando toma la decisión de prostituirse ? ¿O simplemente es pobre?
 
La disyuntiva de quien opta por vender su cuerpo es algo así como elegir entre fregar 5 portales, limpiar tres casas y los fines de semana relevar en el cuidado de un anciano, o prostituirse.
 
¿Una mujer es libre cuando toma esa decisión tan alienante o simplemente es pobre?
 
Primero nos han empobrecido y después nos dan soluciones de esta naturaleza. Ya sabemos que “Quien no trabaja es porque no quiere”.
 
¿Conoce alguien una mujer de procedencia acomodada que haya optado entre una fulgurante carrera profesional y la prostitución?
Lo que se presupone de una relación sexual es que una persona da lo mismo que recibe.
Cuando en cualquier vinculo entra en juego el dinero, ya se sabe que quien manda es quien lo posee.
Por eso la prostitución es una relación desigual, parte de una situación casi siempre de penuria de una de las partes, y por ello manda el cliente.
 
Si a eso le añadimos el desequilibrio de fuerzas, en este caso fuerza física, que se da en este ámbito, la integridad de la mujer queda a merced de la cordura o buena voluntad del hombre. Es decir, úsame, pero hazlo bien, no deposites sobre mi tu agresividad, tu rabia, tu frustración…
 
Si se regula como otra relación laboral más ¿tendría cabida la inspección de trabajo, la representación sindical, habría enfermedades profesionales asociadas a la actividad, cobrarían un plus de penosidad o peligrosidad, suplemento por nocturnidad?
 
¿Quien velaría porque el proxeneta en su PYME cumpliera con la normativa laboral? ¿Las mujeres denunciarían por incumplimiento al chulo?¿Cómo se las protege de la agresividad de los clientes?
En la prostitución, en muchos casos se da una doble degradación de las mujeres, la de la prostituta, y la de la pareja estable del cliente, y esto supone que tiene un enorme componente, de ocultación, de actividad soterrada, inconfesable por parte del cliente.
 
Creo que tratar de ejercer la prostitución con luz y taquígrafos va a resultar siempre imposible, por su propia naturaleza

Cosificación y degradación de los medios de comunicacion hacia las mujeres

 

En caso de que se institucionalice regulándola, ¿será una actividad vocacional o tendremos que aceptarla cualquier mujer que reúna el perfil descrito por el proxeneta? ; por ejemplo ,a una periodista la despiden ,solicita su prestación por desempleo , y a los dos meses la llaman desde los servicios públicos de empleo para ofrecerle un puesto de trabajo como meretriz (acogiéndose naturalmente a su convenio colectivo y sin desviarse un ápice del Estatuto de los Trabajadores ) o le cortan la prestación.
 
¿Tendría esta mujer que aceptar esa oferta?, ¿ quieren ustedes que el cuerpo de sus hijas , ese cuerpo que han ayudado a crecer con atenciones sacrificios ,mimo y cuidado sea profanado ofreciéndolo a cualquier varón para que decida por qué orificio usarlo ,dentro de una actividad ,convenientemente santificada en el Parlamento?
No seamos hipócritas .nadie quiere estar cerca de todo esto .Es una forma de explotación del cuerpo y la dignidad, porque no se sale ilesa de una experiencia así. 
 
Por la regulación que se debe optar es por la tipificación como delito en el código penal.
 
La única regulación necesaria y urgente es la penalización a los medios de comunicación por publicitar la prostitución (El País se embolsa al mes 120.000€ por este concepto).
 
Que conductas punibles como las de los proxenetas que esclavizan y trafican con mujeres (menores en muchos casos), que las explotan y someten , aparezcan castigadas duramente .
 
Asimismo sancionar con penas importantes a los clientes, que solo ven en estas mujeres objetos de uso, con un criterio absolutamente degradante en la mayor parte de los supuestos
El modelo de Suecia podría ser exportable por sus buenos resultados, allí se considera una forma de violencia masculina ejercida sobre mujeres niñas y niños, y se condena al cliente con penas importantes; pues bien, se ha reducido en dos tercios las mujeres que ejercían la prostitución, y el número de clientes ha descendido hasta casi un 80%, de la misma forma ha disminuido drásticamente el número de mujeres y niñas traficadas. Además se ha creado un fondo para ayudas sociales de acompañamiento para las mujeres que quieran abandonar el ejercicio de esta actividad.
 
Efectivamente ,creo que la solución pasa por penalizar a quien usa , degrada, humilla ,desprecia ,ultraja , abusa y a veces mata a las prostitutas.
 
Porque ese es otro tema muy ligado a todo esto ,el feminicidio de las prostitutas, mujeres muertas en el ejercicio de esa actividad que no aparecen más que en las páginas de sucesos ,porque esta doble moral que nos rige, las oculta y no aparecen como victimas de violencia de género, porque en el fondo la sociedad piensa que se lo han buscado, por “viciosas” ,por ser “mujeres de la mala vida”… Estas mujeres , aparecen muertas con un grado de ensañamiento brutal , en el momento final su cuerpo ha sido cosido a puñaladas ,martillazos ,golpes ,mutilaciones…
 
Hay sobredosis de doble moral, misoginia y enriquecimiento ilícito y abusivo en un mundo dominado curiosamente por los hombres, en el que son las mujeres meros instrumentos para su lucro
En conciencia creo que no se puede justificar una actividad en que sea el mismo quien reciba placer y se enriquezca ,es decir ,el género masculino , y la otra parte reciba una cantidad a cambio de perder su dignidad y poner en riesgo su salud y su vida ,es decir, las mujeres.
 
Es un contrato definitivamente leonino.
 
Si desaparecieron otras formas de esclavitud, también puede desaparecer ésta, y eso si que hay que regularlo , pero sin hipocresía ni eufemismos y con todo el rigor, la contundencia y la determinación necesarias que erradiquen tan oprobiante actividad.
 
ROSALÍA HERNÁNDEZ SÁNCHEZ

 
Observatorio de Trata Cba


Anne Frank Organización de Derechos Humanos
Nit 900351794-1
Colombia
www.corporacionannefrank.org
Miembro de la RATT MERCOSUR & Países Asociados

Anuncios