Semillas y alimentación en el futuro de Colombia

El mundo enfrenta grandes retos, y uno de ellos, la soberanía alimenticia y la salud, se supone que por encima de los intereses económicos, lastimosamente los seres humanos, hemos basado nuestros “adelantos científicos” no en beneficio a la misma humanidad, si no en herramientas de poder y control, como es el caso de la bio genética y la industria farmacéutica.


Un nombre que suena mucho cuando en el mundo se habla de transgénicos, es Monsanto, basta con una simple búsqueda en google de la Palabra Monsanto para encontrar millones de malas referencias, de esta compañía de políticas un poco particulares en los países dónde se implantan, digo particulares por su constante violación a los derechos humanos, su poder sobre gobiernos y la impunidad que se maneja alrededor de la misma.


Toy Rust un granjero estadounidense que se fue a la quiebra luego que Monsanto lograra denunciar y junto a sus científicos comprobar que su cosecha fue obtenida con semillas Monsanto, prefirió asi su familia arreglar y pagar a Monsanto la suma exigida con el fin de no ir a un juicio desigual, dónde podrían perder absolutamente todo su capital.


Parece que a ningún gobierno de estos que le abren las puertas,  les  importa la ética de una compañía como Monsanto, creador del Agente naranja que quemaba todo ser vivo animal o vegetal en la selva Vietnamita, tampoco que haya sido condenado a pagar más de 700 millones de dólares por envenenar a todo un pueblo Afroamericano en Alabama Estados Unidos, quienes en su mayoría han muerto y siguen muriendo a raíz de la contaminación que Monsanto hizo en su agua, ni el exterminio a abejas, murciélagos y toda especie animal que se le ponga al frente con su arma letal y producto estrella: “Raund Up[1],  a base de Glifosato, prohibido en muchos sitios, es vaciado en enormes cantidades en los resistentes cultivos de Monsanto, para exterminar la maleza y los insectos, y de paso contribuir a malformaciones y daños colaterales en la salud especialmente en mujeres y chicos.


Las mujeres que tienen contacto con glifosato, dan a  luz hijos con coeficiente intelectual más bajo, confirman científicos en el documental “El mundo según Monsanto”. Vanera Rivera Periodista Feminista se pregunta en su blog ¿Porqué Monsanto NO ES Amigo de las Mujeres?[2] Mostrando realidades sobre Monsanto y las mujeres que trabajan en labores agrícolas.


Tampoco les importa que Monsanto haya engañado por muchos años a sus clientes colocando en sus productos la palabra “biodegradable” cuando no lo era y fue condenado por ello en Tribunales de Francia y en Estados Unidos


Monsanto- Transgénicos y TLC en Colombia


Para que Monsanto entre con poder en Colombia, con sus cultivos trangénicos, aunque ya se encuentra, pero en una escala menor, por q no hay la legislación para que actúen cómo lo hacen en Estados Unidos, India, o Argentina, dónde Monsanto tiene sentadero.


Colombia firmo luego de varios años de proceso un TLC Tratado de libre comercio con Estados Unidos, en medio de críticas, de opiniones a favor y en contra.


Dentro de las negociaciones en el TLC se encuentran los productos del Agro, y allí entra a jugar un papel importante la principal y más importante empresa de bio agro-genética y agroquímicos estadounidense llamada Monsanto.


En años anteriores  se fortaleció  unidad entre el gobierno de el expresidente Colombiano Alvaro Uribe-Monsanto Mediante la resolución 00465 del 26 de febrero 2007  del ICA, se autoriza “al representante legal de la Compañía Agrícola Colombiana Ltda. (Monsanto en Colombia) la importación de semillas de Maíz con la tecnología Yieldgard® (MON 810) para siembras controladas en las zonas agroecológicas del Caribe húmedo y alto Magdalena”. Se refiere a semillas transgénicas obtenidas a través de la introducción del gen Cry 1A aislado de la bacteria común del suelo Bacillus thuringiensis (BT).[3]


Por tal motivo era necesario que Colombia firmara el convenio UPOV 91, ( Unión Internacional para la protección de las Obtenciones Vegetales” el cual pretende establecer dentro el país una protección a los “obtentores” como Monsanto, es decir empresas que modifican genéticamente semillas y luego son dueños de las mismas por una patente, y por lo tanto deben recibir no solo el pago de la misma, si no los respectivos “derechos de intelectualidad” y el mismo estado debe garantizarles que dichas semillas no deban ser resembradas, sancionando a los agricultores que caigan en esta “criminal” práctica, de igual manera la polinización natural, también sería sancionada, entregando poder al “obtentor” sobre la cosecha.


Busqué el documento que firmó al mayoría de nuestros Congresistas elegidos por nosotros y no lo encontré en internet, recuerden que fue firmado de afán por que empezaba la Cumbre de las Américas , dónde se sellaría el negocio del Tratado de libre comercio con los Estados Unidos.


Al no encontrarlo me comuniqué con la representante a la cámara por el partido verde, Angela Maria Robledo, y me lo proporcionó en pocas horas, de inmediato la cuestioné sobre su voto en esta ley, y me respondió “no apoyé ninguna ley en el marco del TLC”.


El documento se encuentra en este link UPOV91COLOMBIA[4]


Mariano Berdegué Gerente general de Monsanto en región Andina, centro y Caribe dice que en Colombia están realizando Granjas “vitrina” para que la gente vea los beneficios de Monsanto y empiecen a cultivar por el ejemplo el Maiz o la soja Raundup Ready, verduras , granos y hortalizas genéticamente manipuladas.


¿Estas vitrinas o granjas modelo no vendrían a ser el inicio de una contaminación de otros cultivos no transgénicos, como sucedió en el Paraguay? Argentina desde la época de la dictadura tiene a Monsanto en su país, por ello es potencia en cultivo de soja Raund up Ready con miles de hectáreas en monocultivo, Paraguay no lo tenía, pero las semillas llegaron por contrabando, y los agricultores y el gobierno paraguayo  no tuvieron más remedio que “legalizar esos cultivos piratas” y darle entrada a Monsanto, aún sin haberlo querido.


Sanción a Monsanto en Colombia


El Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) impuso recientemente una sanción por 515 millones de pesos a la Compañía Agrícola Colombiana (Coacol), representante de la multinacional Monsanto. La decisión la tomó la entidad sanitaria de prevención y control, teniendo en cuenta que la semilla de algodón genéticamente modificada (transgénica) lo ocasionó pérdidas a los cultivadores durante la temporada de cultivo 2008/2009. Inicialmente, la Confederación Colombiana del Algodón (Conalgodón) presentó la reclamación ante el ICA por información errónea, engañosa e insuficiente con la que la empresa publicitó la semilla de algodón, conocida técnicamente como DP 164 B2RF.[5]


El mismo algodón que produjo pérdidas en la India y un desenlace fatal de suicidios por las deudas que los cultivadores no podían cumplir.

 

Monsanto en el mundo

“En Europa, los alimentos transgénicos, principal actividad actual de Monsanto, encuentran gran resistencia entre la población y los agricultores, que no consideran probada su seguridad para la salud humana. En Estados Unidos siguen sometiendo a  todo aquel que no usa sus semillas con los “policías de Monsanto”, algunos se han enfrentado a  Monsanto han quedado literalmente en la ruina, pelear con un monstro poderoso es imposible para un granjero que quiere cultivar de manera sana.


Pensarán en Colombia implantar la “policía de Monsanto” o utilizarán la maquinaria paramilitar ya casi política estatal para supervisar a los “piratas de semillas”.


Según el UPOV Si un obtentor (Monsanto)  de árboles frutales vendía un árbol a un cultivador, dicho cultivador podía utilizar ese árbol para reproducir numerosas hectáreas de cultivos que producirían “fruta durante muchos años, mientras que el obtentor habría sido recompensado por la venta de un único árbol.

Ver Taxónes protegidos por el UPOV [6]


“Se establecería como protección mínima obligatoria no solo la posibilidad de prohibir que terceros sin autorización efectúen actos de comercialización con el material de reproducción, propagación o multiplicación de la variedad vegetal sino también con el producto de la cosecha.”


Actualmente el Estado colombiano contempla mecanismos dentro de la legislación vigente para proteger los derechos de los obtentores de variedades vegetales y ejercer acciones que le permitan evitar la piratería de semillas.” El derecho del obtentor se amplía al producto de la cosecha UPOV91


Proponiendo Soluciones


México aún resguarda su semilla, a pesar de Monsanto y de sus enormen intentos de hacerla Transgénica de una manera desleal y sucia, la competencia es dura puesto que el maíz transgénico es más barato, la solución está en las  manos del pueblo, ya que los gobiernos demostraron su incapacidad para defender la soberanía.


El cultivo de dichos alimentos transgénicos es prácticamente inexistente en el territorio de la Unión Europea con la única excepción de España y Rumania.”[7]

 

Naciones toman determinaciones fuertes sin temer, pues defienden su soberanía alimentaria, Hungría quemó todos los cultivos de maíz de Monsanto [8].


Países como Bélgica, Gran Bretaña, Bulgaria, Francia, Alemania, Irlanda y Eslovaquia ratifican prohibición expresa de Monsanto y sanciones a quienes quieran sembrar sus semillas [9].


Otros grupos concientizados de la situación están creando bancos de semillas, o jardines botánicos, como KOKO PELLI [10]una interesante propuesta que puede ser replicada en toda Latinoamérica, previniendo así, el engaño del laboratorio al plato.


Hugo Chávez presidente de la República Bolivariana de Venezuela prohibió el cultivo de transgénicos y agregó: “Sin irnos muy lejos, Monsanto manufactura el pesticida glyphosate, utilizado por el gobierno colombiano en el Plan Colombia en su ofensiva contra los grupos rebeldes y la producción de coca en éste país. El gobierno colombiano fumiga vía aérea miles de hectáreas, destruyendo también fincas legítimas y ambientes naturales como la selva de Putumayo, exponiendo a muchos colombianos, incluyendo las comunidades indígenas, a problemas de salud”[11] ; de similar forma lo hizo Evo Morales de Bolivia, y Perú.


La propuesta que hago a las personas en Colombia ahora que entra en vigencia el Tratado de libre Comercio es dentro de las organizaciones sociales, barriales o campesinas, resguardos afro-indígenas, hacer bancos de semillas, sea que se  viva en el campo o en la ciudad, guardar semillas por lo menos de esta manera le mostraremos a nuestros hijos que algo hicimos para asegurarles un futuro.

 

Videos:

Monsanto enColombia


 


[7] Wikipedia: Monsanto

Gina Escheback
Coordinadora Vox pópuli Latinoamérica agencia de prensa ciudadana de la Corporación Anne Frank Colombia-Argentina
Consultora Ratt Mercosur & Paises Asociados
Activista de Derechos Humanos, reportera ciudadana
Facebook: Gina Escheback
Twitter @ginaescheback
Teléfono  5491136881314 

Anuncios