¡No a la Trata de Libre Comercio de Personas en Colombia!

Exigimos al gobierno colombiano y a los medios de comunicación acciones correctivas para frenar la trata de personas y la estigmatización de nuestro país.Solicitamos información específica al gobierno colombiano sobre cuáles serán las acciones correctivas que emprenderá, luego del escándalo internacional ocurrido en Cartagena durante la Cumbre de las Américas y que involucró a once miembros del Servicio Secreto de los Estados Unidos, expulsados de Colombia por llevar a sus habitaciones a 21 “prostitutas”.


A nivel mundial, quedó registrado que en Colombia el turismo sexual es legal, y que éste puede ser practicado en algunas zonas y con el consentimiento de menores de edad, a partir de los 14 años de edad.El presidente Juan Manuel Santos no se ha pronunciado frente a este hecho y el expresidente Álvaro Uribe escribió una columna en el periódico El Colombiano sobre la Cumbre, pero ignoró este infortunado suceso.

 El gobierno no ha emitido ningún boletín en los medios de comunicación nacionales o internacionales y tampoco ha publicado cuáles serán las medidas correctivas que tomará, luego de este bochornoso hecho.Actualmente, la prensa colombiana informa que algunas mujeres involucradas en este escándalo, movidas por el miedo, salieron de la ciudad de Cartagena rumbo a sus ciudades de origen .

 ¿Acaso son víctimas de trata de personas? Esta es apenas “la punta de la cumbre” bajo la cual está oculto un problema monumental de fondo sobre la explotación sexual y el futuro de las nuevas generaciones en situación de vulnerabilidad.En Colombia hay casi 22 millones de pobres, según acaba de revelar el Dane. 

Los jóvenes a la edad de 14 años, nacidos en un país civilizado, estarían concentrados en sus estudios porque cuentan con el apoyo del gobierno y la certeza de que el futuro es prometedor. 

En Colombia, desde hace 50 años, la violencia, la desigualdad, el miedo y la incertidumbre que se viven en las calles inducen al camino traumático de la desesperación.

El silencio del gobierno frente a este hecho preocupa, pues ante la opinión pública del mundo, Colombia ha quedado como un paraíso que abrió sus puertas, de par en par, al turismo sexual, sin control ni regulaciones preventivas. Más allá de eso, resulta aún más lamentable la imagen de un país sin alternativas para quienes viven de una profesión, devolviéndonos a la época de la esclavitud, violando nuestra dignidad e integridad y las posibilidades de forjar el futuro que todo colombiano merece.Solicitamos al gobierno de Colombia lo siguiente:Que el Tratado de Libre Comercio no se convierta en la Trata de Libre Comercio de Personas en Colombia.

Que el Presidente Santos se pronuncie y rechace ejemplarmente esta publicidad confusa sobre la prostitución legal con menores a partir de los 14 años de edad, ahora divulgada a nivel mundial.Que el gobierno invite y guíe a nuestra juventud a construir un futuro sano, íntegro y ejemplar, y que le ofrezca alternativas para su desarrollo.

Que se adjudique un presupuesto significativo y suficiente (como el que se asignó a la campaña “Colombia es Pasión” durante el gobierno pasado, o a la reciente difusión de la Cumbre de las Américas), enfocado en la protección, dignidad y futuro de nuestra juventud y se evite, de paso, proyectar una imagen de permisividad ante los turistas que visiten el país.

Que se incluyan empresarios pequeños, dentro del TLC como principal prioridad.

Que el gobierno emita y divulgue una declaración conjunta con el Departamento de Estado de los Estados para corregir el daño causado y evitar más descomposición social y pobreza en Colombia.


Acción promovida por Claudia Mar Ruiz

Anuncios