Una mujer decidida

Teresa Claramunt (1862 – 1931)

Teresa Claramunt, fue una mujer decidida, que se enfrento a una
sociedad, y dedico su vida para defender los derechos de los
trabajadores y de las mujeres.
Aunque no escribió mucho, en este mismo año publicó un folleto llamado
” La mujer. Consideraciones sobre su estado ante las prerrogativas del
hombre”. Una critica al hombre que intenta imponerse como autoridad en
el ámbito familiar, donde afirma que la mujer debe emanciparse y esta
emancipación la tiene que hacer ella misma pues culpa a la educación
la dependencia que la mujer tiene del hombre.
En 1931, murió debido a la parálisis que había comenzado a padecer
durante su última detención.

Parte de un texto de uno de sus discursos:

“Dejaos, amigas mías, de esos embustes que os enseñan las religiones
todas. Desterrad lejos, muy lejos, esas preocupaciones que os tienen,
como a los esclavos del siglo XIII, con un dogal que no os deja
moveros para que no penetréis en la senda de la razón. Mi voz no llega
a todas vosotras, compañeras queridas; pero seáis como seáis las que
leáis estos renglones que dicta un corazón que siente y un cerebro que
piensa, no olvidéis que la mujer se ha de preocupar por su suerte, ha
de leer los libros que enseñan y contienen las obras de libertad. Ha
de asociarse con sus compañeras y hermanas, para formarse cátedras
populares donde aprender a discutir o para ir aprendiendo lo que nos
conviene saber.”

“A la mujer, fraternidad”. Teresa Claramunt

Anuncios