Autoridades colombianas usan la fachada de Acción Social para hacer detenciones arbitrarias

LA RED DE DERECHOS HUMANOS “Francisco Isaías Cifuentes”, en comunicado nos hace llegar la siguiente denuncia:

“En el Cauca específicamente en el Corregimiento El Mango, centro poblado, el 23 de enero del presente año, la señora EDILMA GIRON, compañera permanente del ciudadano JHON JAIRO SOLARTE TUQUERRES (actual vicepresidente de la junta de acción comunal del Corregimiento El Mango), recibe una llamada telefónica en donde le dicen que su compañero se había hecho censar en “acción social” para obtener una ayuda humanitaria de desplazados o sobre la ola invernal. Y que por lo tanto había una ayuda que era más o menos entre 400.000 a 500.000 pesos. Y finalmente le pidieron que diera la dirección de la casa para hacerle llegar el auxilio económico. La señora EDILMA GIRON dio la dirección de la casa.

El Miércoles 25 de Enero de 2012  a  las 4:00 de la tarde, la señora EDILMA GIRON, recibe una llamada telefónica en donde le dicen que dadas las condiciones no se pueden dirigir hasta el corregimiento el Mango, que haga el favor de hablar con su compañero a ver si puede presentarse en las oficinas de acción social en la alcaldía de Argelia entre las 9:00 y las 10:30 de la mañana. La señora EDILMA GIRON hablo con su compañero y este accedió a dirigirse a la oficina citada.

El Jueves 26 de Enero de 2012 cerca de las 8:30 de la mañana, nuevamente llamaron a la señora EDILMA GIRON,  y ante la confirmación de la cita le dijeron que preguntara por el doctor “Mauricio Mosquera” en la alcaldía.

La señora EDILMA GIRON llamo a su compañero y se dirigieron al centro poblado de Argelia.

EDILMA GIRON y JHON JAIRO SOLARTE TUQUERRES y llegaron a las instalaciones de la alcaldía cerca de las 11:20 de la mañana y se dispusieron a indagar por el señor Mauricio Mosquera ahí les dijeron que preguntara en el segundo piso.

Estando en las instalaciones de la alcaldía dos personas de civil se acercaron a JHON JAIRO SOLARTE TUQUERRES y lo llamaron por su nombre, luego le pidieron los documentos y le dijeron que estaba detenido por una orden de captura por tráfico, fabricación o porte de estupefacientes. Luego lo esposaron y lo trasladaron hacia la estación de policía.

A las afueras del lugar había policías y militares.

Cerca de las 2:30 de la tarde el ciudadano JHON JAIRO SOLARTE TUQUERRES, fue trasladado hasta la cancha de futbol del pueblo. En donde lo tuvieron por un lapso de 40 minutos, tiempo en el cual le dijeron que estaban esperando un helicóptero para su traslado a la ciudad de Bogotá. Posteriormente lo retornaron a la sede de la estación de policía.

Ya en la estación, JHON JAIRO SOLARTE TUQUERRES alcanza a ver un documento sobre la mesa en donde supuestamente integrantes del grupo los Rastrojos lo acusaban de trabajar con alias “pocillo”, y alias “el grillo” y por lo tanto lo señalan de tener vínculos con el 60 frente de las FARC-EP.

El Viernes 27 de Enero de 2012  cerca de las 2:00 de la mañana, (después de 13 horas de detención aproximadamente) el ciudadano JHON JAIRO SOLARTE TUQUERRES, fue trasladado por un grupo de cuatro policías y 12 militares hasta un cerro contiguo al pueblo. Posteriormente lo retornaron a la sede de12  la estación de policía.

Posteriormente  JHON JAIRO SOLARTE TUQUERRES fue dejado en libertad.

Las llamadas telefónicas fueron realizadas desde los Números celulares (57) 3104176611 – (57) 3177447284″

Esto demuestra que aún sigue el plan sistemático de perseguir líderes comunitarios como Jhon Jairo que es presidente de la junta de Acción Comunal,  en cacería de brujas, con el fin de mostrar objetivos en la lucha contra la guerrilla.
En detenciones irregulares, ya que utilizan la fachada de una “ayuda humanitaria” usando a la Agencia presidencial Acción Social, o su nombre, así realizar un arresto del todo ilegal, por la falta de orden judicial y de la irregularidad del procedimiento.

La detención y la “Tortura” emocional que manejan las autoridades en el momento, para asustar al ciudadano y conseguir alguna declaración que pueda perjudicarlo, está totalmente prohibido por el DIH.
¿Hasta cuándo los civiles tendrán que sufrir en Colombia, la guerra injusta impuesta por los narcotraficantes, quienes son al final, los que manejan a su antojo el país?
¿Cómo confiar en las autoridades y en el Estado cuando sus hechos son contrarios a su función constitucional?
Por favor difunda esta noticia, no se sabe si seguirán persiguiendo injustamente a esta familia campesina del Cauca.

Anuncios